LOS CONTRATOS DE CRÉDITO Y LA EMPRESA

Abril 30, 2022

Los Contratos de Financiamiento son de vital importancia para el correcto desarrollo y desenvolvimiento de las empresas y sus proyectos.

Benjamín Schmitz B.

Definición y Contenido

Financiar y Refinanciar son actividades clave en la estrategia de toda empresa. Para llevar a cabo sus proyectos y cumplir sus metas, estas acuden al financiamiento entregado por entidades bancarias u otras (compañías de seguros, fondos, etc.), las que han ideado diversos instrumentos tendientes a entregar dinero, recibiéndolo de vuelta en otro tiempo y sujeto a un precio (intereses).

En esto, debemos entender dos grandes grupos o tipos de financiamientos:

1.- Financiamiento Interno: es aquel que tiene su origen en los recursos propios de la empresa. Dentro de ellos, encontramos el capital y las utilidades no distribuidas, entre otros.

2.- Financiamiento Externo: es aquel que tiene su origen en fuentes externas a la empresa, y que es obtenido a través del endeudamiento.

En el presente artículo, nos enfocaremos principalmente en el Financiamiento Externo y, dentro de esta categoría, lo que conocemos como Contratos de Crédito.

Al respecto, debemos remitirnos primeramente a la definición entregada por el Art. 2196 de nuestro Código Civil, que establece lo que se entiende por el contrato de mutuo o préstamo de consumo, señalando que es…un contrato en que una de las partes entrega a la otra cierta cantidad de cosas fungibles con cargo de restituir otras tantas del mismo género y calidad.” Dicho contrato constituye la base de todas aquellas fórmulas jurídico/financieras que las empresas utilizan para obtener fondos, donde lo que se busca es que una entidad bancaria o financiera entregue una suma de dinero determinada, que será pagada posteriormente por el prestatario, en los términos y condiciones que las partes acuerden.

Los contratos de crédito pueden ser de diversas clases. Entre ellos encontramos el contrato de mutuo, el contrato de apertura de crédito y el contrato de descuento, entre otros.

Respecto al primero, y siendo la figura más comúnmente adoptada por quienes solicitan financiamiento a una entidad bancaria, encontramos dos elementos clave:

1.- La Restitución del Capital Prestado: consiste en la obligación central y fundamental del prestatario, que deberá devolver la cantidad de dinero prestado a la entidad bancaria bajo las condiciones, modalidades y plazos que se acuerden.

2.- El Pago de Intereses: corresponde a la retribución que recibe el banco por el dinero prestado. En definitiva, constituyen el precio que el cliente paga por los fondos que le fueron entregados.

Importancia y Propósito

La relevancia de los contratos de financiamiento es evidente. Significan una gran ayuda a las distintas empresas en diversas etapas de su desarrollo. Bajo su utilización, incentivan el crecimiento de la economía en sus diversos rubros, al permitir a las empresas llevar a cabo sus negocios y proyectos en etapas donde no cuentan con el financiamiento interno suficiente.

En definitiva, representan un gran motor de fondos, una herramienta a la que puede (y en muchos casos debe) acudirse, para la realización de metas y objetivos empresariales de mayor envergadura.

Observaciones Finales

Los contratos de financiamiento constituyen una herramienta necesaria y adecuada para la obtención de fondos por parte de las empresas. Ya sea en proyectos nacientes o en desarrollo, la posibilidad de conseguir dinero en instituciones bancarias o financieras resulta esencial para el comienzo o empuje de un negocio hacia nuevos horizontes.

Como vimos, este tipo de contratos puede tomar distintas formas, dependiendo de las necesidades y la situación particular de cada prestatario. Como regla general, estos instrumentos siempre comprenderán una entrega de dinero por parte de un banco, y el pago posterior por parte del cliente, quien deberá pagarlo en las condiciones, formas y plazos que se acuerden, incluyendo además la entrega de un precio por el dinero obtenido, que corresponderá a los intereses pactados y recibidos por el banco.

Cualquiera sea la forma que se adopte, los contratos de crédito contribuyen en gran medida al desarrollo de la economía. Ellos permiten la realización de proyectos de gran envergadura, permitiendo a las empresas acudir a la deuda y solventar sus necesidades. Como dijimos anteriormente, son un gran motor de fondos, que contribuye al movimiento y dinamismo del mercado, permitiendo el crecimiento y desarrollo de las empresas en sus distintas actividades, lo que finalmente se traducirá en beneficios directos e indirectos, tanto para estas como para sus clientes finales.

Atendida su gran importancia, tanto desde la perspectiva del acreedor como del deudor, la redacción y negociación del contrato de crédito y demás documentación del financiamiento (pagarés, garantías, entre otros documentos) supone contar con una experimentada asesoría jurídica que permita asegurar adecuadamente los legítimos intereses de ambas partes: /i/ para el acreedor, el oportuno y seguro pago del capital, intereses y otros costos financieros, y /ii/ para el deudor, la oportuna disponibilidad de los recursos en términos justos de acuerdo la condiciones de mercado imperantes.

https://ednabogados.cl/wp-content/uploads/2020/08/LOGO-RECTANGULAR-245.png
Estamos a tu disposición cuando nos necesites
Lunes a Domingo: 08 am a 08:00 pm
info@ednabogados.cl

Síguenos

EDN Abogados SpA

Copyright ©EDN Abogados 2022